Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

En qué consiste la ortodoncia invisible

Compártelo en:

¿No te gusta tu sonrisa? ¿Cuándo alguna de tus amigas pide una foto no enseñas tus dientes? Llega el momento de acabar con esta situación. Los avances en odontología han hecho que no tengas que sufrir los conocidos brackets, puesto que ya existe una solución muy discreta e invisible que mejora la posición de tus dientes para que luzcas la mejor de las sonrisas. Es la ortodoncia invisible. 

Qué es la ortodoncia invisible 

Este método invisible con resultados muy visibles consiste en unas fundas transparentes que se pueden poner y quitar. Este tratamiento corrige la mordida y la posición de los dientes de una forma más cómoda, discreta y limpia que los métodos tradicionales. 

Está especialmente indicada para todas las patologías no quirúrgicas. 

Ventajas de este tipo de ortodoncia

La ortodoncia invisible combina la mejora de la funcionalidad de la boca con la estética. Estos alineadores son muy discretos: casi no se notan. Podrás seguir haciendo vida normal sin restricciones para comer, quitándote las fundas para ello. 

  • Elegancia. Casi no se nota. Es un tratamiento muy estético. 
  • Versátil. Puedes quitarte las fundas en determinadas ocasiones, no tienes restricciones para comer ni con tu alimentación. ¿Has quedado en tu restaurante favorito? Guarda los alineadores en su funda y disfruta de la comida. 
  • Higiene. Es una de las principales ventajas. Puedes cepillarte los dientes sin problema y retirarte las fundas para limpiarlas. Este tratamiento es muy higiénico, ya que puedes seguir con tu rutina de higiene bucal que te ayudará a evitar caries y sangrado de encías. 
  • No produce heridas. Las fundas son blandas y no producen llagas ni molestias. Este método corrige los dientes de una manera más suave y rápida que los métodos tradicionales. 
  • Comodidad. Las fundas quedan adaptadas a tu boca, así que tampoco afecta a tu forma de hablar. Puedes continuar con tu vida mejorando tu sonrisa. Eso sí, su uso no puede ser inferior a 22 horas al día y cada funda deberá colocarse entre 7 y 15 días.

Cuál es el proceso de la ortodoncia invisible 

Otra de las ventajas de este tratamiento es la personalización. Tus fundas están adaptadas a tu boca según tu tratamiento. 

En la primera visita te haremos un escáner 3D que simula el resultado final de tu boca. Así que conocerás cómo podría quedar tu sonrisa desde el primer momento. 

Se analizará tu mordida y el ortodoncista evaluará la mejor solución a medida y personalizada para ti. Por eso no hay un tiempo fijo de tratamiento, ya que la duración dependerá de cada caso, del estado de la boca del paciente y del grado de dificultad. 

Te dejamos unas preguntas frecuentes sobre la ortodoncia invisible para que amplíes la información. Y no lo dudes, si quieres mejorar tu sonrisa con comodidad, la ortodoncia invisible es tu tratamiento.